Crónica IV: Un Amor de "Semáforo"

Ella en su singular pose, que juro nunca haber visto hasta ahora, coquetea parada sobre la cebra peatonal, su atípica posición podruce un tanto de risa, un tanto diagonal, un poco inclinada a su acompañante que esta cerca, también sobre la cebra, pero que al contrario de ella, luce su apariencia altiva, imponente y elegante, tal cual se corresponde a la coquetería, demostrando todo lo que se tiene... para que se le admire.

Yo destras de ambos, testigo de un amor que durará los 60 segundos que tarda en cambiar el semáforo, mientras tanto pienso, que asi como se ven ese par, si arrancan desprevenidos, van a dejarse serias marcas en las narices, quiza las que quisieran dejarse, pero en otras mejores circunstancias... y en otras mejores partes.

Los 60 segundos estan por terminar, como niña traviesa preparo mi pito para despertar a los desprevenidos ocupantes del par de amantes de la cebra, que parecen sostener una tan coqueta conversación como los amantes de mi historia...

Como era de esperarse el claxon de los autos empieza a sonar mientras yo me rio, y olvido sonar el mio, ella abandona su coqueta pose para reanudar el camino, su acompañante en el impulso arrogante de su conductor parte del lugar, me pregunto que piensa la moto rosa mientras ve alejarse a su acompañante... puede que nunca más vuelva a verlo, o puede que sencillamente el resultado de la conversación de su dueña surtiera efecto con ayuda de su coqueta pose, sin embargo en cualquiera de los dos casos, la moto rosa esta destinada a esperarlo en cada semáforo de hoy en adelante o a quedarse guardada en casa cuando su dueña viaje sobre la otra moto... y de igual forma no volvera a verle.

Hay desamores que definitivamente, no tienen remedio...!

:-P

(Ya ves que no todo es triste... a veces es desparche)
Related Posts with Thumbnails