Mi balance de vos

Despúes de tanto tiempo, resulta ilógico pensar que las conclusiones siguen siendo las mismas. Pero lo son...

Mi balance de vos, que tanta curiosidad de te produce, no tiene muchas cosas buenas, tampoco muchas cosas malas, simplemente tiene cosas, que pasaron ya... algunas de ellas que no volverán a ser...

Nada permanece ahora como antes, o si, quiza una cosa permanece, el miedo... es extraño, a veces se a podera de mi y a veces se apodera de vos, ... en vos a veces parece mas desidia que miedo... pero para no lastimarme voy a decir que es miedo, lo que ni siquiera te deja tratarme como cualquier hombre típico, trata a una mujer, como dicen mis amigas, a mi siempre me tocan los raros, con rayones mentales.

Cambiaste un día, solo un día, un día que pensé que nunca vería, tan resignaba estaba con tu desidia que finalmente decidi aceptar quien eras y cuando lo acepte entonces llego ese día, el día en que te vi distinto...

Detras de una puerta, que sentí que atravecé mas de corazón que fisicamente, y que a hoy, a instantes pienso que no debí haberla vuelto a abrir para salir. Y es que cuando uno acepta que algo es de cierto modo, nada hay por hacer, pero si lo aceptas y de repente tienes una sola prueba de que lo que presumias no era cierto, entonces vuelven como una estampida todas tus dudas y hasta tus esperanzas.... esperar que? que ridiculo verdad... si ya lo tenia tan claro...

Y es que de eso se trata, no se que más sigo esperando, tus ya demasiadas muestras de no soy nadie, tu (para tí) tan obvia forma de mostrar tu sentimientos sin decir nada, sin buscarme nunca,... pero como ya he dicho, montones de veces... el problema es mio, por seguir esperando algo que no existe.

Que veo en ti, no sé... que quiero de ti, no se, ni quiero saberlo, si saberlo me amarra más a ti y estar atado a ti es no recibir nada... da lo mismo no tener nada de tí.

Purgo mis penas y errores, pero las he purgado lo suficiente, se acabo para mi, y se acabo hace un buen tiempo... me di cuenta al amanecer del dia que te vi distinto, cuando sin siquiera proponermelo, no esperaba absolutamente nada de ti...

Ha sido demasiado tiempo, si, a instantes, pero demasiado tiempo... y lo que concluyo hoy en este cambiado balance, es a que no me interesan los instantes, tampoco que necesites espacios para ser distinto, y menos que necesites puertas para ser quien supuestamente eres...

Como ya he dicho, eres lo que has construido para mi, lo que me has mostrado todo este tiempo, y con tantos hechos, no puedes esperar que vea a alguien diferente, injusto sería si esta imagen me la hiciera yo misma, pero es que lo que más duele es que la hayas construido con tanto esmero y que la sigas reforzando con tanta voluntad y esfuerzo...

Esperar por ti tiene varios matices... puede ser esperar en vano alguien que anhelo y no existe, esperar alguien que existe pero que nunca planea ser, no conmigo, o soportar la idea de que asi son las cosas, lo que pasa básicamente, es que quiero cosas para mi... quiero alguien que me mire con amor, que me busque por que me necesita, que me quiera y corresponda a mi afecto, que no le tenga miedo a las caricias, o a mostrarse como es sin mascaras.... ni hacerse el fuerte, y menos el insensible... y es que puede que simplemente no te hagas, puede que simplemente lo seas, pero en los dos casos el problema sigue siendo el mismo.

Muchas veces me he rendido contigo, ya muchas, con cada una, solo espero estar un tanto más lejos de la curiosidad de tenerte conmigo. Con cada una espero menos cosas de ti de las que recibo y eso, ya esta muy cerca de nada...

Me has convencido, me has enseñado... que quiero alguien que me necesite en su vida, de la misma forma en que yo le necesito, y no alguien que quiera mantenerme al margen de su vida, por que no necesita más que aguantar solo sus propias tristezas, yo quiero alguien, que me haga parte de ellas, finalmente soy yo quien decidirá luego como recordarlo.

Related Posts with Thumbnails