Las razones de una vida larga

Un día de ansiedad me ví a mi misma
queriendo todo de tí,
disfruté tus historias, tu energía y misticismo,
tu tener todo que decir o nada,
tus secretos o trivialidades.

Después de ese día no me quedó nada tí,
tenia tanto, que no quería nada más...

Quise hacer un solo intento,
opuesto, doloroso y desadaptante...

No tener nada de tí,
y buscar al final de un día
solo una bocanada de tu aire..

Y entonces lo entendi...

Entendi el valor de la ansiedad,
el valor de un instante,
del caminar lento,
como si la vida no tuviera prisa,
y como si un solo susurro de tu voz
pudiese darlo todo...

Y entonces comprendí que quizá así,
disfrutando de la ansiedad de querer
respirar el mismo aire por solo un instante,
quiza así pueda enamorarme un día de tu idea
de tener una vida larga.

(Ya lo voy entendiendo...)

Ángel
2015/01/30
Related Posts with Thumbnails